Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Hablar con la boca llena

Debo decirlo: voté por Mockus con toda pasión política en 2010, voté por él y Noemí Sanín en 1998 y volvería a votar por él; es el político más revolucionario y una de las personas más inteligentes que he conocido. Pero todo ello no excusa que deba dejar de decir que en este episodio de alud de contratos a nombre de la paz, Mockus ha pecado, no sé si por acción o por omisión o si lo hizo o no por ingenuo; lastimosamente ha entrado a esa larga lista de colombianos mal educados que hablan con la boca llena. 
Él se defiende, tiene derecho, alegando que el contrato no es con él sino con la corporación. Sí, claro, de la cual él es el presidente. Que quienes cuestionamos el episodio lo hacemos bajo el principio de la desconfianza; sí profesor, este país hace rato desconfía de todo porque cuando hemos confiado, nos han defraudado. Y no parece difícil de entender que el objeto del contrato por $480 millones, “… que invite asertivamente a una movilización ciudadana en respaldo al proceso de paz…

La exótica Fiscalía

En aras de conseguir la información que no pudieron por incompetencia técnica, negligencia, falta de astucia investigativa o simple inexistencia de la misma, los señores Fiscal y Vicefiscal General de la Nación intentan ahora una maroma excepcional, una especie de "salto olímpico" legal a través de la aplicación - inaplicable hasta ahora - de la llamada "favorabilidad de la ley penal" pero en sentido retroactivo. Lo más exótico - jurídicamente - que pueda escucharse lo han dicho los dos señores funcionarios intentando lo que no pudieron en todo el largo proceso penal seguido contra la ex directora del DAS, María del Pilar Hurtado: que la señora hable, colabore e identifique a los "… dirigentes o cabecillas de organizaciones delictivas y la demostración de su responsabilidad". 
Eso es lo que dice la Ley 600 de 2000 - remplazada por la Ley 906 de 2004 - cuando se trataba de acordar beneficios para personas condenadas a cambio de su colaboración, y es lo que …